rambutan

 rambutan

El rambután

El rambután tiene el nombre científico de Nephelium lappaceum y pertenece a la familia de las Sapindáceas o Sapindaceae.
El rambután también es conocido con los nombres de Nefelio y Mamón chino, tiene el aspecto de un litchi pero con unos filamentos o pelos que le cubren la piel. De hecho, el rambután pertenece a la misma familia del litchi, las sapindáceas.
El rambután se comercializa durante todo el año gracias a la expansión y diversificación por distintos países de su cultivo. El problema es el de siempre con todo tipo de fruto exótico, que es difícil de encontrar, al menos que busquemos en establecimientos muy especializados.
Tiene un sabor ligeramente dulce, lo que hace que combine bien con ciertos platos de carne y pescado como guarnición. Asimismo puede ser utilizado en ensaladas de verduras frescas y en macedonias de frutas. Además, podemos encontrar en los comercios asiáticos productos elaborados como mermeladas, latas de conservas y jaleas. Generalmente, el rambután se consume en fresco, es muy fácil de pelar con los dedos para extraer su pulpa. La semilla, es grande y esta pegada a la pulpa. De la semilla se puede extraer un aceite que es muy rico en ácidos grasos insaturados.

rambutan

Propiedades del rambután

El rambután nos aporta las vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B9, y C. Respecto a los minerales, el rambután contiene Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio y Sodio.

1. El rambután tiene propiedades antioxidantes. Elimina los radicales libres.

2. El rambután tiene propiedades antisépticas. Desinfecta las heridas si se aplica de forma tópica.

3. El rambután tiene propiedades antivíricas. Ayuda a combatir algunos virus.

4. El rambután previene el estreñimiento.

5. El rambután mejora el tránsito intestinal. Elimina la indigestión y las dolencias estomacales.

6. El rambután tiene propiedades calmantes. Mejora el sistema nervioso, ayuda a eliminar y prevenir la ansiedad y el estrés.

7. El rambután reduce el colesterol. Reduce los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares.

8. El rambután previene y alivia los síntomas de los estados catarrales y los estados gripales.

9. El rambután tiene propiedades antiinflamatorias.

10. El rambután mejora la absorción de hierro del organismo.

11. El rambután previene la anémia ferropénica.

12. El rambután fortalece el sistema inmunológico. Ayuda a la creación de nuevos glóbulos rojo, glóbulos blancos y plaquetas.

13. El rambután elimina los espasmos musculares por falta de minerales.

14. El rambután fortalece y ayuda en el mantenimiento del aparato óseo.

15. El rambután tiene propiedades antibacterianas.

16. El rambután ayuda en la función renal y hepática. Elimina toxinas.

17. El rambután ayuda a eliminar el herpes. Hay que aplicarlo de forma tópica sobre la infección.

18. El rambután tiene propiedades astringentes. Las hojas de rambután se aplican sobre la lengua para eliminar infecciones, mal de encías y dolencias dentales.

19. El rambután se utiliza como tratamiento contra la disenteria.

20. El rambután tiene propiedades antipiréticas. La corteza y las raíces del rambután son utilizadas en infusiones para eliminar y bajar la fiebre alta.

Selección y almacenamiento del rambután

El rambután es una fruta que no madura una vez se ha recolectado. Se pueden conservar a temperatura ambiente unos días. En el frigorífico aguantan bastante más si se protegen con una bolsa de plástico o similar. No se puede congelar.
Al tener una gran cantidad de filamentos que recubren la piel, es fácil que el moho se adueñe de la fruta en su parte exterior. Tendremos que escoger las frutas que no contengan moho, que no esten demasiado blandos y que no presenten golpes.
Es difícil encontrar esta fruta en Europa.

Variedades del rambután

Existen aproximadamente unas 200 variedades diferentes de rambután. La mayoría logradas con injertos, otras de mutaciones genéticas naturales. En toda Asia crecen de forma silvestre diversas variedades. Las variedades comercializadas más interesantes son: la See Matjan, la Seelengkeng y la See Konto.

Historia del rambután

El rambután es originario de Asia, concretamente se cree que su origen se centra en Malasia y en Tailandia. Aunque es complicado definir su origen exacto, ya que crece de forma silvestre en muchas zonas asiáticas como China, Tailandia, Indonesia, India, Malasia, Vietnam, etc.
El rambután también se cultiva con fines comerciales en Suramérica, principalmente en Colombia, México, Costa rica, Ecuador, entre otros.

La corteza y las raíces del rambután se utilizan con fines medicinales en una amplia zona de Asia. Quizás los que más han progresado en descubrir las utilidades médicas que se le pueden atribuir a los rambutanes, sean los chinos dentro de su medicina tradicional. En Suramérica no se utiliza demasiado con esta finalidad, ya sea por desconocimiento o porque el rambután no es una fruta autóctona del continente y, los Suramericanos ya tienen sus propios remedios caseros con otras especies vegetales. El rambután fue llevado a Suramérica por la población asiática desplazada.
Asimismo, el rambután es muy común encontrarlo en pequeños jardines privados en Asia, sin duda puede tener una función ornamental.