alquequenje

 alquequenje

El alquequenje

El alquequenje tiene el nombre científico de Physalis alkekengi. El alquequenje es muy popular en Asia y en Suramérica, por su pequeña forma. Además en México le llaman Tomatillo al parecerse a un tomate pequeño, de hecho en México utilizan el alquequenje de la misma forma que el tomate. El alquequenje se asemejan a los tomates Cherry pero con un color amarillo brillante.
Sin embargo, en otras regiones usan el alquequenje como planta ornamental más que como planta nutritiva. Los frutos son pequeños, redondeados y de color dorado, además la piel tiene brillo. Estan recubiertos de una capa de hojas finas y membranosas en forma de capuchón que protegen al fruto del exterior.
Es un fruto muy nutritivo y rico en vitaminas A y C. Se utiliza mucho con las ensaladas de fruta y las ensaladas de verduras, también se pueden elaborar en almíbar. Asimismo, se pueden poner a secar al sol y comerse secas.

alquequenje

Propiedades del alquequenje

El alquequenje nos aporta las vitaminas A, B1, B2, B3 y C . Respecto a los minerales, el alquequenje contiene Calcio, Hierro y Fósforo.


1. El alquequenje contiene vitaminas A y C. Recordemos que estas dos vitaminas nos protegen de enfermedades como el cáncer, cardiovasculares y degenerativas. La razón esta en que las vitaminas A y C son vitaminas antioxidantes que nos ayudan a eliminar los radicales libres.

2. El alquequenje nos fortalece el sistema inmunológico.

3. El alquequenje previene enfermedades oculares y mejora nuestra visión estimulando el nervio óptico.



4. El alquequenje tiene propiedades relajantes. Regula los estados de ansiedad y nerviosismo.

5. El alquequenje disminuye los síntomas de los catarros y estados gripales.

6. El alquequenje tiene propiedades laxantes al contener vitamina C. Efectivamente, un exceso de vitamina C tiene ese efecto en nuestro organismo y el alquequenje es rico en esta vitamina.

7. El alquequenje tiene propiedades antipéricas, elimina o disminuye la fiebre y los estados febriles.

8. El alquequenje tiene propiedades antiflogísticas, eliminando las inflamaciones de la piel.

9. El alquequenje es un remedio eficaz para eliminar las piedras en los riñones.

10. Exceptuando la fruta cuando esta madura, el resto de la planta resulta venenosa. Las semillas del fruto se utiliza como abortivo natural. Toda la planta, incluída la fruta cuando no esta madura, contiene solanina. La solanina es un glucósido venenoso que esta presente en algunas plantas de la familia de las solanáceas, el alquequenje pertenece a esta familia de plantas, hay que extremar la precaución.

Selección y almacenamiento del alquequenje

El alquequenje debe ser seleccionado con la piel limpia de impurezas y con brillo. Puede ser guardado en el frigorífico durante unos días a una temperatura no superior a los 4 grados.

Variedades del alquequenje

Existen diversas variedades de Physalis, pero las más conocidas son la méxicana llamada Tomatillo y, la variedad enana que se cultiva principalmente en Norteamérica.
Los principales países productores de alquequenje son EEUU, México, Ecuador, Colombia, Hawái, Kenia, Sudáfrica, India y Australia.

Historia del alquequenje

El origen de esta planta es incierto. Si nos guiamos por la etimología de la palabra deberiamos situar su origen en Europa. Pero lo cierto es que el género Physalis crece practicamente en todo el mundo. En Europa y parte de Asia tenemos la Physalis alkekengi, cuyo origen más probable sea China. En China se le llaman farolillos chinos. Sin embargo, algunos autores señalan que su origen es japonés. En Japón se le llaman farolillos japoneses. Lo más probable es que los japoneses lo adquirieran de los chinos y no al revés.
Por otro lado, tenemos otras variedades de Physalis cuyo origen es inequivocamente sudamericano. La Physalis philadelphica tiene su origen en México. En México se les llama Tomatillos. La Physalis peruviana tiene su origen en Perú. Esta especie era utilizada por los pueblos precolombinos.
Mientras que en China y en Japón se utilizan como elemento decorativo, en Sudamérica y Centroamérica se han utilizado desde siempre como alimento y para elaborar remedios medicinales. No en balde, crecen cerca de 50 especies diferentes en esta región del planeta.
En Europa se utilizan tanto para alimento como para decoración y, muy rara vez se han utilizado por sus propiedades medicinales.
Los principales países productores de algunas variedades de Physalis son EEUU, México, Ecuador, Colombia, Hawái, Sudáfrica, Kenia, Egipto, India y Australia.