litchi

 litchi

El litchi

El litchi tiene el nombre científico de Litchi chinensis y pertenece a la familia de las Sapindáceas o Sapindaceae.
El litchi es una fruta del tamaño de una ciruela mediana, con una piel dura y de color rojizo, con un fuerte aroma y un sabor suave a nueces. Aunque el litchi tiene una apariencia similar al madroño, son frutos diferentes.
El litchi es difícil encontrarlo fresco en los comercios europeos, lo habitual es encontrarlo en latas de conservas. Los litchis enlatados estan desecados y pierden parte de su aroma. En España se puede encontrar una variedad procedente de Madagascar, aunque como decimos, es difícil encontrar litchis frescos. Hay otras variedades procedentes de Kenia, Sudáfrica, Mozambique, Tailandia, India y Paquistán que se pueden encontrar en los comercios, pero lo habitual es encontrarlos en conserva.
Los litchis son muy utilizados en Asia para elaborar salsas que después son utilizadas en platos de carne, ensaladas y platos de arroz. Asimismo, se elabora un licor de litchis y son utilizados para confeccionar elaborados cócteles y otras bebidas refrescantes. El uso principal que se hace del litchi en Asia, sobretodo China, es el medicinal. Los litchis son utilizados medicinalmente hablando desde muy antiguo. Tanto la pulpa, como las flores y las semillas son utlizadas con fines terapéuticos.

litchi

Propiedades del litchi

Los puntos fuertes del litchi son el fósforo y el potasio. Además contiene otros minerales como el calcio, magnesio y el cobre. Como vitamina principal tiene la vitamina C.

1. El litchi tiene propiedades antioxidantes. Ayuda a eliminar los radicales libres del organismo.

2. El litchi tiene propiedades diuréticas. Ayuda a eliminar el exceso de líquidos.

3. El litchi mejora la salud cardiovascular.

4. El litchi ayuda a combatir la hipertensión o presión arterial alta.

5. El litchi previene y reduce los síntomas de los resfriados y de los estados gripales.

6. El litchi alivia las molestias del dolor de garganta.

7. El litchi mejora el sistema inmunológico.

8. El litchi elevan los índices de glóbulos rojos en la sangre.

9. Las semillas de litchi son utilizadas en China como analgésico natural.

10. El litchi mejora el flujo sanguineo.

Selección y almacenamiento del litchi

Los litchis no se pueden conservar a temperatura ambiente, porque se secan y se estropean rapidamente. Los litchis frescos se pueden conservar unas dos semanas en el frigorífico envueltos en papel. Mejor comerlos lo antes posible.
Los litchis también se pueden congelar, lo cual prolongaría la fruta fresca un año aproximadamente.
Los litchis deben madurar completamente en el árbol. Si se recolectan antes, el sabor es insípido y su aroma débil, aunque pueden seguir madurando durante un par de días a temperatura ambiente, esto no es lo recomendable. Lo mejor y más seguro es que maduren en el propio árbol.

Variedades de litchis

Existen aproximadamente 100 variedades diferentes de litchis. La mayoria de estas variedades crecen de forma silvestre y no tienen un beneficio comercial. La variedad más conocida y, por tanto, comercial, es la variedad Litchi chinensis y todas sus subvariedades.

Historia del litchi

El litchi tiene su origen en el sur de China y el sudeste asiático.
El litchi es ampliamente mencionado en la literatura china. De hecho, los emperadores chinos permitían pagar los impuestos al estado con cosechas de litchis. Durante la dinastía Song se estableció un servicio de mensajería con caballos veloces para suministrar los litchis frescos y maduros al emperador.
Europa conoce los litchis a través del comercio aproximadamente en el siglo XVI y de las historias contadas por los viajeros a China.
En la actualidad, los litchis son cultivados en China, Brasil, EEUU, Sudáfrica, Mozambique, Kenia, Madagascar, India, Camboya, Vietnam, Tailandia, Japón y Australia.
A causa de que los litchis se deterioran rapidamente una vez son cosechados del árbol, lo más común es encontrarlos comercializados en latas de conserva. Aún así, se pueden encontrar los litchis frescos en comercios especializados, aunque es difícil. Sin embargo, en los países asiáticos y en América, se pueden encontrar litchis frescos con suma facilidad.