albaricoque

 albaricoque

El albaricoque

El albaricoquero tiene el nombre científico de Prunus armeniaca. Su fruto es muy rico en vitaminas y minerales. De las semillas de los frutos se extrae un aceite muy apreciado por la industria cosmética.
El fruto se puede comer tanto al natural como en seco. Cuando se seca el albaricoque al sol, se le llaman Orejones, un producto muy valorado en el mundo Árabe y en todo el mediterráneo como fruto seco.
En el proceso de secado, el albaricoque pierde todo el agua que contiene, pero además, su índice en azúcares se eleva considerablemente por una reacción química natural, motivo por el cual tienen más calorías los Orejones que los albaricoques.
Podemos encontrar un sinfín de productos elaborados con albaricoques. Se consumen en mermeladas, pasteles, confiteria de todo tipo y, sobretodo, se consumen crudos.
Las semillas son venenosas al contener pequeñas cantidades de ácido cianhídrico.

albaricoque

Propiedades del albaricoque

El albaricoque nos aporta las vitaminas A, B1, B2, B3, B6, B9 y C. Respecto a los minerales, el albaricoque contiene Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Potasio, Selenio, Sodio, y Zinc.


1. Tanto los Orejones como los albaricoques son ricos en fibra. Eliminan el estreñimiento. Previenen el cáncer de colon.

2. Los albaricoques tienen un elevado índice de carotenoides. Previenen de muchos tipos de cáncer al eliminar los radicales libres. Además los carotenoides ayudan a bajar los niveles de colesterol, lo cual previene de enfermedades cardiovasculares.



3. Los albaricoques estan indicados para los casos de anemia al contener Hierro y otros minerales.

4. El zumo de albaricoque baja la temperatura febril.

5. Las hojas del albaricoquero sirven para tratar enfermedades de la piel, como son los eczemas, quemaduras, sarna y las picaduras de otros insectos.

6. El albaricoque contiene retinol o vitamina A. Esta vitamina es necesaria para la visión y la piel.

7. El albaricoque contienen niacina o vitamina B3. Esta vitamina es necesaria para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

8. El albaricoque contiene vitamina B 5. Esta vitamina es necesaria para el fortalecimiento del cabello.

9. El albaricoque contiene ácido fólico. Este ácido es necesario para el mantenimiento celular y para la formación de la sangre.

10. El albaricoque es rico en vitamina C. Esta vitamina fortalece al organismo frente a posibles episodios gripales o catarrales. Alivian los síntomas de la gripe y de los catarros.

11. Los albaricoques aumentan el apetito. Es ideal para los niños que dan problemas a la hora de comer.

Selección y almacenamiento del albaricoque

Los albaricoques hay que escogerlos sin golpes ni manchas. Los frutos con golpes se deterioran muy deprisa. Hay que procurar no escogerlos con un color demasiado amarillo ya que es señal de su inmadurez. Aunque hay que señalar que hay muchos tipos de albaricoques con tonos de color muy diversos, que van desde el amarillo anaranjado hasta el anaranjado rojizo cuando estan completamente maduros. Los muy amarillentos no son frutos maduros en ningún caso.
Los albaricoques inmaduros se pueden poner a madurar en un plato o en un cuenco a temperatura ambiente. Maduran bastante bien de esta forma. Los frutos maduros se pueden conservar en la nevera entre 5 a 8 días, depende del estado de madurez del fruto.

Variedades de albaricoques

Existen múltiples variedades de albaricoqueros, lo cual hace que podamos disfrutar durante todo el año de este fruto.
Los albaricoques se suelen recolectar inmaduros para que maduren durante el transporte. Esto hace que se pierda parte de su delicioso sabor y aroma. Probablemente la variedad que se cultiva en EEUU sea la menos sabrosa y aromática de todas por este motivo.
La variedad francesa Nancy es muy dulce y aromática. Otra variedad europea es el Albaricoque temprano que también resulta muy sabroso.

Historia del albaricoque

El albaricoque es originario de Asia, concretamente de China y Corea del Norte. Alejandro Magno conoció el albaricoque en Armenia de aquí que se creyerá antiguamente que el albaricoque era originario de Armenia y le pusieran el nombre de Prunus armeniaca. Pero existen evidencias claras de que los chinos ya lo cultivaban y recolectaban sus frutos 2000 años a.C. Incluso existen escritos con carácteres chinos desde antes de que Alejandro Magno conociese los albaricoques y de que los albaricoques creciesen en Armenia.
Mientras que Alejandro Magno trajo los albaricoques al sur de Europa, los Árabes lo trajeron al norte de África por medio del comercio con el mundo asiático. El resultado fue que en toda la cuenca mediterránea se estuvo cultivando y recolectando los albaricoques durante la época romana. Y precisamente los romanos fueron quienes difundieron el cultivo hasta el norte de Europa.
El albaricoque cruza el océano rumbo a las américas gracias a los españoles y a los primeros colonos.
El albaricoque es muy apreciado en todas las culturas gastronómicas del mediterráneo. Tanto Árabes, Españoles, Italianos y Griegos utilizan los albaricoques para confeccionar diversos platos y productos derivados del albaricoque.
En la península Ibérica los albaricoqueros crecen de forma silvestre en gran parte del norte. A pesar de ello, el principal productor de albaricoque es EEUU, seguido por países como Turquía, Suiza, Grecia, Pakistán, Irán, Alemania, Francia, España, Italia, Hungría, Sudáfrica y Nueva Zelanda.
Existen otros países productores de albaricoques pero que no los comercializan o, al menos, no lo hacen al mismo nivel de los ya mencionados. Son países Árabes en cuyos Oasis florecen los albaricoqueros y los Beduinos se desvían de su camino para recolectar sus frutos.