dietas

Las dietas

Existen muchos tipos de dietas, la mayoría de ellas son sensacionalistas o, también llamadas dietas milagro. Hay que tener claro algo que es fundamental, todo cambio de dieta es una agresión al organismo. La razón es simple de entender, el organismo es una máquina bioquímica adaptable, esto quiere decir, que cada vez que cambiamos de dieta o de hábitos alimenticios estamos obligando al organismo a reorganizarse químicamente y a adaptarse, por tanto, estamos infligiendo una agresión en toda regla. Como todo conflicto hay unos límites, sobrepasar estos límites puede llevar al colapso total y, por tanto, a la muerte. Las dietas las tienen que prescribir los que saben de ellas, que no son otros que los médicos y los nutricionistas, de otra manera se correrán riesgos totalmente innecesarios.
Afortunadamente, el organismo dispone de medios para despertar nuestra consciencia, el problema reside en que seamos capaces de interpretar esas señales de alarma. Cuando el organismo recibe prolongadamente una dieta inadecuada, se manifiesta (protesta) en forma de hambre, naúseas, jaquecas, frio, fiebre, cambios hormonales, cambios menstruales, etc. Somos una máquina biológica (con emociones y sentimientos), casi perfecta, y la capacidad e inteligencia natural de esta máquina debemos tenerla en cuenta y no sobrepasar sus límites.
Mucho se ha escrito sobre los riesgos de tener sobrepeso y de padecer obesidad, pero menos se escribe o habla de los riesgos que conlleva hacer una dieta o cambiar los hábitos alimenticios. Aunque, mejor sería decir, que se oye más de los riesgos de la obesidad, quizá porque los charlatanes y los que venden dietas milagrosas se hacen oír más.
Es cierto que la obesidad y el sobrepeso tiene sus peligros y, que deberíamos hacer un esfuerzo por evitarlos. Pero no hay que evitar unos peligros para caer en otros. Lo que queremos decir, es que la necesidad de perder peso nos lo tenemos que tomar con calma, sin ansiedades, como un juego divertido y, sobretodo, aprender a tener hábitos saludables y a disfrutar de la comida.
Hoy en día, los nutricionistas serios, acostumbran más a enseñarnos a tener hábitos alimenticios sanos que ha prometernos rebajar peso de forma rápida. Nos enseñan unos hábitos alimenticios que han sido constratados con la realidad y dentro de la ciencia. Porque de lo que se trata realmente, es de tener salud y felicidad, esto hay que aprender a tenerlo y generarlo.
Se venden dietas, por citar un ejemplo, que eliminan los hidratos de carbono de los nutrientes ingeridos. Esto es lo peor que se puede hacer, eliminar un nutriente. Todos los órganos del organismo humano necesitan los glúcidos, si estos glúcidos son eliminados de la dieta, los órganos consumirín la energía de sus propios tejidos y, lo que es más grave, si el cerebro necesita glucosa, los órganos perderán eficacia y funciones vitales para poder alimentar al cerebro. El organismo entrará en riesgo de colapso de sus sistemas vitales.
Otro problema a lo que nos tenemos que enfrentar cuando la dieta es pobre o inadecuada son los ocasionados en la psique. Si se ingiere poco alimento, aumenta la ansiedad, la irritabilidad, las jaquecas, los mareos, el mal humor, por no hablar de la anorexia y la bulimia.
Además, hay que vigilar que las dietas no disminuyan la aportación de calcio, porque de otra manera, disminuye la densidad ósea y podremos tener problemas de osteoporosis en el futuro.
Y, si fuera poco, el realizar ciertas dietas, aumenta considerablemente los riesgos de tener enfremedades cardiovasculares.
Las personas que realizan las dietas milagro disminuyen su esperanza de vida y su calidad de vida, es un hecho que esta sobradamente constrastado científicamente por numerosos estudios.
Las dietas milagro prometen pérdidas de peso y no mienten en esto, pero lo que no explican es que la p6eacute;rdida de peso no esta relacionada con la grasa corporal, sino que esta relacionada con el agua retenida, el glcógeno del hígado y el muscular y, por la pérdida de proteína en los tejidos y los músculos.
En cambio, si en lugar de ir con prisas y utilizar dietas milagro, vamos despacio, hacemos ejercicio físico y aprendemos a comer bien, conseguiremos quitarnos el sobrepeso, la obesidad y, sobretodo, ganaremos en felicidad, autoestima y en calidad de vida. Esta es la diferencia entre los charlatanes y los profesionales de la nutrición, es la diferencia de lo que nos resulta más cómodo y lo que requiere un pequeño esfuerzo por nuestra parte.
Así, si estamos decididos en mejorar nuestra vida, nuestra calidad de vida, nuestra imagen, tenemos que saber, sin el menor género de dudas, que solo lo conseguiremos adquiriendo nuevos y sanos hábitos de vivir. Nada de tabaco, de alcohol, una alimentación sana y un poco de ejercicio físico. El resto son equivocaciones por nuestra parte y engaños de charlatanes.

Los tipos de dietas: En la diferente literatura escrita sobre las dietas, podemos encontrarnos diferentes formas de clasificación de los tipos de dietas. Esto es así porque existen diferentes maneras de enfocar el tema. Por ejemplo, podríamos realizar una clasificación según la aportación...Seguir leyendo...

Los riesgos de las dietas: Por regla general, las personas que desean eliminar peso o grasa corporal, acostumbran a utilizar las dietas hipocalóricas. Es más, suelen seguir una dieta, más o menos de manera constante durante cierto tiempo y , después se cansan y abandonan dicha dieta...Seguir leyendo...

El ayuno terapéutico: El ayuno terapéutico consiste en la ingesta de agua, en algunos casos de zumos de frutas y vegetales, como único nutriente. La finalidad es no suministrar al organismo ningún tipo de nutriente, excepto los mencionados, las vitaminas y los minerales. Es decir, calorías cero. Por este motivo, el ayuno terapéutico es también conocido como la dieta cero calorías.
Se ha utilizado este tipo de dieta en casos extremos de obesidad...
Seguir leyendo...

Dietas líquidas: Con la finalidad de evitar los problemas y las consecuencias del ayuno terapéutico, varios autores diseñaron ciertos tipos de dietas con muy bajo contenido calórico. Estas dietas tienen muy pocas calorías y, básicamente, contienen proteínas, vitaminas y minerales. Al contener tanta proteína se pretende o pretendía, controlar el nivel de nitrógeno y mantenerlo en un nivel de balance positivo. De esta forma, se intenta evitar la pérdida de proteína del organismo....Seguir leyendo...

Dietas de bajo contenido calórico. Dietas de índice medio: Las dietas que denominamos de bajas calorías o de índice medio son dietas que suministran entre 800 Kcal. a 1300 Kcal.
Estas dietas de bajas calorías o de índice medio, son las dietas que más se utilizan para tratar el sobrepeso y la obesidad, eso si, casí siempre combinándola con el ejercicio físico constante ...
Seguir leyendo...

Dietas equilibradas: Una dieta equilibrada debe contener todos los componentes nutricionales que el organismo humano necesita para funcionar correctamente.
Por una parte, la dieta equilibrada tiene que contener la suficiente cantidad de glúcidos para aportar la energía suficiente y necesaria para que podamos realizar la actividad física diaria...
Seguir leyendo...

Dietas hipoproteicas: Las dietas hipoproteicas son aquellas que contienen un déficit manifiesto de proteínas. Son un riesgo para la salud, sobretodo, cuando se realizan en edades tempranas (niños).
Como ya sabemos, la proteína es necesaria para reparar y construir nuestro organismo, asímismo, la proteína es un nutriente que hace que consigamos tener un balance positivo de nitrógeno...
Seguir leyendo...

Dietas disociadas. Dietas milagro: La estrategia de las dietas disociadas se basa en separar los nutrientes para provocar que el organismo no pueda aprovechar el máximo de dichos nutrientes y, de esta manera, que el organismo se vea obligado a utilizar las reservas de grasas. Por ejemplo, separando los glúcidos de las proteínas, en ciertas comidas, se conseguiría que cuando la comida en la cual toca ingerir proteínas, dichas proteínas serían utilizadas principalmente, por parte del organismo, como fuente de energía...Seguir leyendo...

Dietas cetogénicas: Las dietas cetogénicas son aquellas en que el consumo de glúcidos es mínimo o inexistente. Están basadas en la teoría de que si no se consumen glúcidos, no se ingieren muchas calorías y, por tanto, el organismo se ve obligado a gastar las proteínas ingeridas (las proteínas tienen bajo nivel energético), y después, el organismo consume las reservas de grasas. Como teoría no esta mal, pero la práctica es totalmente diferente y es porque no se tienen en cuenta ciertos acontecimientos que ocurren en el organismo, es decir, las dietas cetogénicas se utilizan por ignorancia...Seguir leyendo...