naranja

 naranja

La naranja

La naranja recibe el nombre científico de Citrus sinensis y pertenece a la familia de las Rutáceas o Rutaceae.
El naranjo es uno de los árboles frutales más cultivados del mundo, siendo la mayor parte de la recolección de la naranja destinada al consumo directo de las distintas poblaciones. La naranja es una de las frutas que mayor aporte hace en vitamina C a las poblaciones, aunque no sea la fruta con mayor cantidad de esta vitamina, pero al ser una de las frutas más consumida, se puede considerar que uno de los productos naturales que mayor aporte hace en vitamina C a las poblaciones es la naranja.
Asimismo, muchas toneladas de naranja recolectada es destinada a elaborar zumos. También se elaboran otros productos como las mermeladas de naranja, jaleas, helados, yogures, aceites esenciales, vinos, licores, etc. Además, la industria pastelera utiliza mucho la corteza de naranjas para aromatizar pasteles y tartas, bombones.
En China se utiliza como elemento principal el jugo de naranja para elaborar las salsas agridulces.
La naranja tanto puede formar parte de ensaladas frías de verduras y macedonias de frutas como de acompañante de platos de asados y pescados.
Existen muchas variedades diferentes de naranjas, gracias a ello y a que se cultiva en diferentes regiones del mundo, podemos disfrutar de las naranjas durante todo el año.
Aunque esta muy extendido el consumo del zumo de naranjas en el desayuno o como primer alimento al levantarse, esto puede ocasionar algunos problemas leves de salud como pequeños cólicos, pesadez estomacal, naúseas o acidez de estómago. Estas pequeñas molestias se superan en la mayoría de los casos si se ingiere el zumo conjuntamente con alimento sólido, ya sean galletas, tostadas, etc. También hay que añadir que algunas personas son demasiado sensibles a los ácidos de la naranja y no pueden consumirla porque les provoca gran acidez de estómago, en estos casos es mejor consultar a un médico porque la acidez de estómago puede ser causa de alguna patología más grave. Asimismo, existen variedades de naranjas menos ácidas que dan menos o ningún problema estomacal.

naranja

Propiedades de la naranja

Sin duda las vitaminas son el punto fuerte de las naranjas. Aportan vitamina C, vitamina A, vitaminas B1, B2, B3, B6, B8, B9 y vitamina E. En cuanto a los minerales hay que destacar el Potasio, Calcio, Fósforo, Hierro, Yodo, Selenio, Zinc y Magnesio.

1. Las naranjas tienen propiedades diuréticas.

2. Las naranjas previenen y ayudan a minimizar los síntomas de catarros y estados gripales.

3. Las naranjas tienen propiedades tonificantes.

4. Las naranjas tienen propiedades desinfectantes.

5. Las naranjas mejoran el sistema nervioso.

6. Las naranjas mejoran la absorción del organismo del mineral de hierro.

7. Las naranjas promueven la formación de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Mejora la salud sanguinea.

8. Las naranjas aumentan las defensas del organismo y el sistema inmunológico.

9. Las naranjas favorecen la formación ósea. No solo de los grandes huesos del organismo humano, también los dientes.

10. Las naranjas mejoran el sistema muscular.

11. Las naranjas eliminan el colesterol.

12. Las naranjas mejoran la salud del cabello y de la piel.

13. Las naranjas tienen propiedades laxantes. Previene y elimina el estreñimiento. Es un laxante suave.

14. Las naranjas ayudan a mantener y mejorar la visión.

15. Las naranjas tienen propiedades antioxidantes.

16. Las naranjas ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

17. Las naranjas tienen propiedades antienvejecimiento. Ayuda a retrasar los efectos de la vejez y de las enfermedades degenerativas.

18. Las naranjas reducen la presión arterial alta.

19. Las naranjas combaten la obesidad. Controla el peso.

20. Los ácidos de la naranja eliminan las bacterias de la cavidad bucal. Mejora la salud de los dientes y de las encías.

21. Las naranjas son muy beneficiosas en casos de las adicciones del alcohol y del tabaquismo.

22. Las naranjas mejoran la salud cuando se padecen enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis, neumonía, etc.

Selección y almacenamiento de la naranja

Las naranjas se conservan bien durante una semana a temperatura ambiente. Si se desea conservar por más tiempo hay que guardarlas en el frigorífico. Las naranjas no maduran a temperatura ambiente una vez han sido recolectadas.
Las naranjas se deben escoger sin marcas ni roturas en la piel. Asimismo, deben mantenerse firmes a la presión de los dedos. En cuanto al color de las naranjas, su brillo anaranjado depende mucho de la variedad. Hay algunas variedades con un brillo muy fascinante y otras variedades que a duras penas se le distingue el brillo. La variedad es un factor determinante en el color, el tamaño, la forma y el peso de la naranja.

Variedades de naranjas

Existen tres grandes grupos de naranjas, las naranjas agrias, las naranjas dulces y las naranjas sucreñas. Las naranjas agrias son tan ácidas que solamente se cultivan para elaborar mermeladas y aceites esenciales, además su cultivo esta muy poco extendido.
Las naranjas sucreñas son naranjas con muy poco sabor o insípidas según la variedad, también son las naranjas que menos ácidos contiene. Este grupo de naranjas se cultiva muy poco ya que no tiene utilidad industrial. Dentro del grupo de naranjas sucreñas destacamos las variedades Vaniglia, Sucreña, Succari y Lima.

Dentro del grupo de naranjas dulces podemos distinguir tres subgrupos; las naranjas blancas, las naranjas sanguinas y las naranjas navel.

En el subgrupo de naranjas Navel encontramos naranjas de una excelente presencia, de un color anaranjado brillante y un tamaño considerable. Estas variedades de naranjas no son aptas para producir zumos porque el jugo contiene una sustancia llamada Limonina que confiere un sabor amargo al zumo. Sin embargo, son excelentes como fruta de mesa por su pulpa jugosa y refrescante, además no contienen semillas. Las naranjas navel son las más cultivadas. Dentro del subgrupo de naranjas Navel podemos destacar las variedades Navelate, Navelina, Newhall, Navel Washington, Lane late, Leng, Ricalate y Thompson.

Las naranjas del grupo naranjas sanguinas se cree que en realidad son naranjas blancas pero que en un momento de su historia sufrieron una mutación genética que les otorga el sabor y el color tan característico de estas variedades. La diferencia entre las naranjas blancas y las naranjas sanguinas es la sustancia llamada antocianinas. La antocianina es la reponsable de la pigmentación rojiza y del sabor suave y dulzón de las naranjas sanguinas. A la naranja sanguina también se le conoce como naranja Sangre de toro. Se cultivan principalmente en el mediterráneo, ya que en esta zona del mundo se dan las condiciones climáticas adecuadas para ello. Para que una naranja sanguina tenga el color de pulpa rojizo y el sabor dulzón necesitan que hallan cambios de temperatura elevados entre el día y la noche y, además, que no le de mucho el sol, por lo que los agricultores suelen proporcionarles sombra artificialmente. La pulpa es muy jugosa, rojiza y de un sabor que recuerda a las cerezas o a las frambuesas, según la variedad de naranja sanguina. Dentro del grupo de naranjas sanguinas destacamos las variedades Maltaise, Moro, Sanguinelli y las Sanguinello.

El grupo de naranjas blancas destaca porque son las naranjas ideales para producir zumos por la gran cantidad de jugo que contienen estas frutas. Algunas variedades tienen el inconveniente de contener muchas semillas en su interior y de ser más pequeñas que las naranjas del grupo Navel. Por lo general, la mayoría de naranjas blancas que nos encontramos en los comercios contienen pocas semillas. Las naranjas blancas son muy cultivadas por su importancia industrial, aunque también las podemos encontrar en los comercios para consumo doméstico. La piel varía de color según la variedad, las podemos encontrar de un color anaranjado intenso a un color naranja amarillento. Si la fruta esta madura, tiene un pulpa muy jugosa y dulce. Dentro del grupo de naranjas blancas destacamos las variedades Ambersweet, Hamlin, Pera, Salustiana, Jaffa y la naranja de Valencia.

Historia de la naranja

La naranja tiene su origen en China. Existen manuscritos antiguos que atestiguan que las naranjas se cultivaban en China y en la India muchos siglos antes del surgimiento del cristianismo.
Los Árabes cultivaron las naranjas en la península Ibérica y en otras zonas propicias del mediterráneo.
Aunque anteriormente los romanos cultivaron esta fruta. Los romanos conocieron la naranja a través del comercio con los persas y fueron los primeros europeos en cultivar las naranjas en el norte de África. No fue hasta bastante después de la caída del imperio romano, cuando los árabes extendieron el cultivo por el mediterráneo, incluyendo el Oriente medio. En Europa fue en el siglo XI cuando volvió a surgir las plantaciones de naranjos ya que el cultivo del naranjo decayó considerablemente con la caída del imperio romano.
En el siglo XV, Cristóbal colón, extendió el cultivo del naranjo en el nuevo territorio de las Américas. Junto con el naranjo, Cristóbal colón extendió el cultivo del limonero y de la lima.
Asimismo, los españoles extendieron el cultivo del naranjo por EEUU, principalmente en California. Un siglo más tarde, surgió en EEUU la variedad de naranja conocida como Navel washington, que fue traída a España por los portugueses.
Sin embargo, las famosas plantaciones de naranjos en la cuenca mediterránea, sobretodo, Valenciana, no comenzó hasta el siglo XIX. Mientras que en el resto de Europa era muy común tener naranjos como árbol ornamental en jardines públicos y privados.
En la actualidad, en algunas ciudades o poblaciones mediterráneas se continua plantando pequeños naranjos con fines ornamentales.
Los principales países cultivadores de naranjas son Brasil, EEUU, España, Italia, India, México, Israel, China, Argentina, entre otros.
Las naranjas tienen una gran utilidad como fruta de mesa y como fruta para elaborar zumos. También son muy requeridas en la industria artesanal pastelera para aromatizar y sazonar pasteles, pastelitos y tartas. Asimismo, la naranja es muy versátil en la cocina, pueden acompañar a carnes y pescados, macedonias de frutas, ensaladas de verdura y formar parte como ingrediente en multitud de salsas, especialmente las salsas chinas agridulces. Además, las naranjas son utilizadas para elaborar diversos productos alimenticios como las mermeladas, las jaleas, los yogures, los helados, licores, sangría, etc. Respecto a la industria de la cosmética, la naranja es usada para elaborar aceites esenciales, tanto para masajes como para aromaterapia y, para elaborar productos para el cuidado de la piel y el cabello.