maracuya

 maracuya

El maracuyá

El maracuyá tiene el nombre científico de Passiflora edulis y pertenece a la familia de las Passifloras o Passifloraceae.
El maracuyá tiene el tamaño aproximado de un huevo, la piel verde y dura y, la pulpa cremosa. El maracuyá es una de las variedades de la fruta de la pasión, pero en color verde.
Exceptuando en pequeñas zonas de América del Sur, el maracuyá se utiliza exclusivamente para elaborar zumos.
Además del fruto y de su jugo, se utilizan las flores y las hojas con fines medicinales en varios países de América del Sur. De hecho, la flor del maracuyá es la flor nacional de Paraguay.
El maracuyá es recolectado cuando cae al suelo, es cuando el fruto esta completamente maduro. Es muy importante que el fruto este completamente maduro porque en su estado de inmadurez contienen un tóxico llamado Glucósido cianogénico ciclopenteroides o, dicho de otra forma, cianuro de hidrógeno. Este tóxico es una sustancia que tiene funciones de defensa del fruto. Muchas plantas generan alguna forma de cianuro, ya sea en sus semillas como el albaricoque y la almendra o en su fruto como es el caso del maracuyá o la mandioca. En el caso del maracuyá, este tóxico desaparece cuando el fruto esta completamente maduro.
El zumo del maracuyá suele venir mezclado con otros zumos de frutas también tropicales, una razón para ello es que el jugo del maracuyá resulta muy espeso al extraerlo mediante la prensa.
La fruta del maracuyá suele ser ingerida fresca en los países tropicales, pero también confeccionan mermeladas, zumos y puré de maracuyá. Asimismo, las flores son utilizadas como infusiones por los efectos sedantes de algunas variedades de maracuyá y para adornar los platos tradicionales. Las hojas de la planta se utilizan solamente para hacer infusiones.

maracuya

Propiedades del maracuyá

El maracuyá contiene minerales como el calcio, fósforo e hierro. Como vitaminas resaltaremos la vitamina A y la vitamina C. Su punto más destacado son los flavonoides contenidos en sus hojas y tallos que actuan como sedantes y antioxidantes. Los principales beneficios del maracuyá se obtienen con las infusiones de sus hojas y tallos.



1. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades antioxidantes. Eliminan los radicales libres.

2. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades antiinflamatorias.

3. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades sedantes. Actuan contra la ansiedad y el insomnio.

4. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades analgésicas.

5. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades antiespamódicas.

6. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades hipotensoras. Bajan la tensión arterial alta.

7. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades neurasténicas. Reducen los dolores de los nervios.

8. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades vemífugas. Eliminan las lombrices.

9. La infusión de hojas y tallos de maracuyá tienen propiedades antidepresivas. Combate la depresión y los cambios de humor.

10. La infusión de hojas y tallos de maracuyá mejoran la salud cardiovascular.

11. El maracuyá tiene propiedades diuréticas.

12. El maracuyá aumenta la libido.

13. El maracuyá tiene propiedades antisépticas.

14. El maracuyá tiene propiedades calmantes. Reduce los dolores musculares y de cabeza.

15. El maracuyá tiene propiedades vasodilatadoras.

16. El maracuyá elimina la tos.

17. El maracuyá mejora el sistema digestivo. Elimina los cólicos intestinales, la diarrea y los dolores estomacales.

18. El maracuyá es utilizado para tratar los dolores menstruales.

19. El maracuyá previene y elimina las infecciones urinarias.

20. El maracuyá reduce los síntomas de la menopausia.

Selección y almacenamiento del maracuyá

El maracuyá es una fruta que puede madurar perfectamente a temperatura ambiente si ha sido comprada sin madurar. Una vez maduro el fruto, podemos guardarlo en el frigorífico durante una semana aproximadamente. O también, podemos congelarlo durante meses sin mayor problema.
El maracuyá maduro tiene la piel arrugada, mientras que el maracuyá sin madurar tiene la piel completamente lisa.

Variedades del maracuyá

Existen dos variedades de maracuyá. El maracuyá rojo con un color rojo púrpura y, el maracuyá amarillo con un tamaño algo mayor. Después existen varias subvariedades.

Historia del maracuyá

El maracuyá tiene su origen en la zona tropical amazónica. Varios países de América del Sur son productores de esta fruta. Aunque el maracuyá no tiene una gran relevancia económica.
Su uso principal es para elaborar zumos en combinación con otras frutas también tropicales. También se utiliza mucho en herboristerias de todo el mundo para vender sus hojas y tallos con fines medicinales o terapéuticos.
Asimismo, es frecuente ver el maracuyá en los jardines de los países tropicales, ya que también se utiliza como planta ornamental.
Se cultiva en casi todos los países de América del Sur con fines comerciales, y desde la mitad del siglo XX también se cultiva en Sudáfrica, Kenia, Uganda, Australia, Israel e India.