higo

 higo

El higo

El higo tiene el nombre científico de Ficus carica y pertenece a la familia de las Moráceas o Moraceae.
La higuera es uno de los árboles más fecundos que existen, llegando a dar hasta tres cosechas al año, todo dependiendo del clima, de los cuidados que reciba y de la variedad de higuera. Además, la fecundación de sus flores lo realizan unas pequeñas avispas que suelen poblar sus ramas.
Muy famoso y suculento es el pan de higo. Un pan que proporciona mucha energía además de ser muy nutritivo. También se elaboran diversos productos alimenticios, como las mermeladas, las compotas, jaleas, yogures, helados, etc. Además, es muy utilizado en la industria de la pasteleria para confeccionar tartas y pasteles, bizcochos, bollos, galletas, etc.
Asimismo, los higos pueden formar parte de ensaladas, tanto de verduras como de fruta o macedonias.
También los higos combinan bien con platos de carne y asados, además de servir para elaborar salsas. Incluso, los higos son utilizados para elaborar licores y vinos.
Especial mención tienen los higos secos en épocas navideñas, ya que se sirven junto con otros frutos secos y como pan de higo.
Las higueras no solamente son utilizadas para producir higos, también forman parte de muchos jardines como árbol decorativo.

higo

Propiedades del higo

Los higos además de aportar muchas calorías son una fuente de minerales que contienen Calcio, Hierro, fósforo y magnesio. También son ricos en fibra y vitamina A, vitamina B3, vitamina C y Vitamina E.

1. Los higos secos aportan muchas calorías y son ideales para deportistas y personas que sufren un estado de fatiga y decaimiento.

2. Los higos previenen el estreñimiento.

3. Los higos ayudan a eliminar el colesterol.

4. Los higos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.


5. Los higos ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

6. Los higos previenen las enfermedades óseas.

7. Los higos ayudan a mantener y aumentar la densidad ósea.

8. Los higos protegen de la degeneración macular y pérdida de visión en general.

9. Los higos ayudan en casos de insomnio.

10. Los higos mejoran el estado general de la piel.

11. Los higos mejoran los procesos cognitivos del cerebro, especialmente la memoria.

12. Los higos tienen propiedades antioxidantes.

13. Los higos ayudan a prevenir la anemia. Son recomendados para las mujeres embarazadas ya que aportan Hierro.

Selección y almacenamiento de los higos

Los higos frescos son difíciles de transportar porque se estropean con mucha facilidad y no soportan el paso del tiempo. En el frigorífico pueden aguantar una semana si estan maduros. Es mejor comerlos una vez comprados.
Si se guardan en el frigorífico hay que envolverlos o taparlos porque adquieren el aroma de otros alimentos.
Los higos frescos hay que escogerlos sin marcas en la piel y, que no esten ni muy duros ni muy blandos. La piel debe ceder ligeramente a la presión de los dedos. Cuando estan maduros, los higos tienen una piel arrugada y con grietas. Si estan pasados o excesivamente maduros, la pulpa escapara a través de las grietas de la piel.
Los higos secos no tienen ningún problema en cuestión de almacenamiento. Pueden durar varios meses siempre que esten guardados en un lugar fresco y seco.

Variedades de higos

Para clasificar las higueras hay que tener en cuenta el número de cosechas de tienen al año. Las podemos clasificar en dos variedades de forma muy general, las que solamente dan una cosecha y las que tienen más de una cosecha al año.
Las variedades de una sola cosecha se les suele llamar breveras, brevales, baconeras o higueras comunes. Son las más apreciadas ya que su aroma y sabor es superior al resto de higueras. Entre ellas destacan las variedades Verdal, Cuello dama y Pellejo-toro o Pellejo- duro.
Las variedades con más de una cosecha anual, su sabor y aroma es inferior, además de tener frutos algo más pequeños. Entre ellas destacan las variedades Goina, Ñoral y Colar.
Existen otras variedades que se cultivan en el extranjero de las cuales destacan las Kadota, Adriatic, Calimyrna, Bursa siyahi, Baradzik, Kassaba y Seker.

Historia del higo

El origen de los higos esta concentrado en todo el mediterráneo y parte del Oriente próximo. Se cree que fueron los fenicios quienes ayudaron a difundir el cultivo de las higueras por todo el mediterráneo, destacando en dicha expansión la península Ibérica y las Islas Baleares. Aún así, se han encontrado restos en excavaciones arqueológicas en Gilgal, Jericó, Hagdud Netiv, en el valle del Jordán y en el valle del Eufrates. Restos arqueológicos que datan de más de 10000 años de antiguedad. Se cree que la higuera es uno de los primeros árboles en ser domesticado por el hombre. No es de extrañar que los higos sean mencionados en la Biblia y forme parte de rituales religiosos como la Pascua Judía, así como en leyendas como la de la fundación de Roma en la que los niños Romulo y Remo fueron amamantados por una loba a la sombra de una higuera.
Además de las excavaciones mencionadas, existen evidencias de que civilizaciones antiguas como la de los Sumerios y la de los Asirios ya consumían higos y que, los utilizaban con fines medicinales.
Asimismo, existen manuscritos donde hablan de las virtudes de los higos o que simplemente hacen una descripción de ellos y de los cultivares de diversas ciudades de la antiguedad. Homero, Plinio el viejo, Teofrasto y Catón son algunos de los muchos que mencionaron a los higos en sus escritos.
Los higos llegan a América gracias a la labor de los Misioneros españoles y portugueses. En 1550 era importante la plantación de higueras que había en la Isla española de Cuba. A EEUU, llegaron los higos un poco más tarde, pero de la mano de la inmigración de españoles y griegos a esas tierras.
En China se hace mención por primera vez en escritos que datan del siglo VIII. Aunque se cree que las higueras ya estaban ampliamente asentadas en el territorio chino antes de esa fecha, se sabe que China no es el origen de la higuera y que probablemente el comercio marítimo con los árabes tuvo mucho que ver con la existencia de higueras en China.
En la actualidad las higueras proliferan en todo el mediterráneo, Asia menor y parte de norte américa. Destacando como países productores, España, Turquía, Israel, Italia, Grecia, Francia y EEUU.
Los higos frescos se pueden encontrar durante todo el año en comercios especializados y en grandes comercios alimentarios. Los higos son utilizados por la industria conservera y la industria alimentaria para elaborar diferentes y variados productos como, las conservas de higo, pastas de higos, higos congelados, mermeladas, compotas, licores, vinos, etc. Los higos secos suelen elaborarse de forma manual y son de tradición familiar, es decir, hay familias que cosechan grandes cantidades de higos y que, después, las ponen a secar al sol para venderlas a la industria o directamente lo comercializan.