pimienta de Sechuan

 pimienta de Sechuan

La pimienta de Sechuán

La pimienta de Sechuán tiene el nombre científico de Zanthoxylum piperitum. El árbol de la pimienta de Sechuán no esta emparentado con la familia de la pimienta o Piper nigrum. Es un árbol que crece en China, concretamente en la región de Sechuán.
El árbol tiene unos frutos o bayas que una vez secadas tienen un aroma que recuerda a la madera con un sabor picante.
Existen otras variedades de Zanthoxylum que crecen en otros lugares pero que no son reconocidos como pimienta Sechuán. La razón de ello es porque la pimienta de Sechuán es muy poco conocida, aunque muy valorada por los grandes Chefs. En concreto, la variedad Zanthoxylum bungeanum esta muy bien valorada por la medicina tradicional china. Otra variedad muy utilizada en medicina, herbolarios y remedios caseros es la Zanthoxylum simulans.
La pimienta de Sechuán es muy utilizada en la cocina tibetana ya que en el Tibet no pueden crecer muchas especias y, por tanto, no tienen una gran variedad de ellas.
La parte más utilizada es la cáscara de la baya. La especia se obtiene principalmente moliendo la cáscara seca. La cáscara tiene componentes distintos a la semilla, además la semilla puede resultar algo desagradable al paladar. Por estas razones, no se acostumbra a utiliza la semilla.
Aunque el Zanthoxylum piperitum es un arbusto espinoso, se suelen utilizar las hojas para condimendar y acompañar a las verduras, ya sea en ensaladas,cocidas o fritas. Las hojas tienen un ligero sabor a cítrico.

pimienta de Sechuan

Propiedades de la pimienta de Sechuán

En las propiedades, vamos a tratar las propiedades de las principales variedades de Zanthoxylum que se utilizan. Estas son la Zanthoxylum piperitum, la Zanthoxylum bungeanum, la Zanthoxylum simulans, la Zanthoxylum schinifolium, la Zanthoxylum armatum y la Zanthoxylum planispinum. Para abreviar, todas serán llamadas pimienta de sechuán aunque no se ajuste a la realidad comercial. La auténtica pimienta de sechuán es la Zanthoxylum piperitum. Todas tienen las mismas propiedades medicinales, aunque algunas las tienen en mayor medida que otras. Existen otras variedades pero son mucho menos utilizadas que las que mencionamos aqui.

1. La pimienta de Sechuán tiene propiedades analgésicas. Se utilizan en la medicina tradicional china para el dolor dental.

2. La pimienta de sechuán favorece la buena digestión al incrementar el estómago la producción de jugos gástricos.

3. La pimienta de sechuán se encuentra en varios medicamentos de tipo carminativo, es decir, para la digestión, las flatulencias, molestias estomacales, etc.

4. La pimienta de sechuán tiene propiedades asépticas.

5. La pimienta de sechuán tiene propiedades expectorantes. Se utiliza en remedios para los resfriados comunes, síntomas gripales y congestiones del aparato respiratorio.

6. La pimienta de sechuán tiene propiedades diuréticas, favoreciendo la micción. Esto previene la formación de cálculos renales.

7. Con el consumo de pimienta de sechuán se aumenta la sudoración. Este fenómeno hace que sea muy útil cuando se tienen resfriados, síntomas gripales, etc.

8. La pimienta de sechuán tiene propiedades vasodilatadoras, lo que favorece la circulación sanguinea.

9. La pimienta de sechuán tiene propiedades antiinflamatorias, lo cual mejora el estado de bienestar general de quien la consume y padece dolores musculares, reumáticos y articulares. Ya hemos mencionado que tiene propiedades analgésicas.

10. Con el consumo de pimienta de sechuán disminuyen los índices de colesterol.

11. La pimienta de sechuán ayuda a regular la presión arterial alta al disminuirla.

Historia de la pimienta de Sechuán

Como ya hemos mencionado la auténtica pimienta de sechuán es la variedad Zanthoxylum piperitum. Esta variedad crece exclusivamente en la región de sechuán en China. En la misma región también crecen otras variedades llamadas Zanthoxylum simulans y Zanthoxylum bungeanum.

Las variedades de Zanthoxylum más utilizadas son las tres ya mencionadas de la región de sechuán, la Zanthoxylum sansho de Japón, la Zanthoxylum schinifolium que crece en China y en Corea, la variedad Zanthoxylum armatum que crece en el Tibet, la variedad Zanthoxylum avicennae que crece en China, Indonesia y Nepal, la variedad Zanthoxylum que crece en Nepal, entre otras muchas variedades.
Todas estas variedades se utilizan en las gastronomias locales y con fines medicinales.
Sin embargo, existen otras variedades que ni tan siquiera se utilizan y que crecen de forma silvestre, nos referimos a las variedades que crecen en las dos Américas, la del Norte y la del Sur.

La parte más importante de la planta es la cáscara del fruto. Esta cáscara contiene unos aceites esenciales, además de vitaminas y minerales que las hacen tan valiosas y sabrosas. La composición química de una variedad de Zanthoxylum a otra puede variar bastante, principalmente en lo referente a los aceites esenciales. Quizás por ello, en China se obtienen mezclas de diversas variedades.
Los principales componentes que podemos encontrar en la cáscara son los ácidos carboxílicos, el geraniol, el linalol, el cineol y la citronela, entre otros. Estos componentes son los que dan el sabor y el aroma a la especia. Como el compuesto de de estos componentes varia de una variedad a otra, nos encontramos que varian el sabor y el aroma de una variedad de Zanthoxylum a otra.

En el mercado se puede encontrar en tiendas especializadas la variedad de la pimienta de sechuán, la Zanthoxylum piperitum. Pero también la podemos encontrar mezclada con otras variedades de las que crecen en la propia China.
También se puede encontrar un aceite de pimienta de sechuán.