clavo

 clavo

El clavo

El clavo se extrae de la flor del árbol del clavo, cuyo nombre científico es Eugenia caryophyllata. Las flores que no se abren son las que se recolectan manualmente para extraer los clavos.
Los clavos deben usarse en pequeñas cantidades porque tienen un sabor muy intenso.
El clavo puede usarse tanto entero como en polvo. En Indonesia también se utiliza para fumar.
Es aconsejable comprar el clavo entero y no en polvo, ya que pierde parte de su sabor. Se puede utilizar un molinillo manual para convertirlo en polvo antes de usarlo, de esta forma se conserva mejor todo su aroma y su sabor.
Del aceite de clavo se extrae el eugenol, una sustancia que se utiliza con frecuencia para elaborar pastas dentríficas y líquidos colutorios para sanear y refrescar la boca. El eugenol es la sustancia química principal de la especia clavo, que como veremos a continuación, se usa con bastante frecuencia.

clavo

Propiedades del clavo

1. El eugenol tiene propiedades asépticas, se utiliza principalmente para eliminar las bacterias bucales.

2. El eugenol también se puede utilizar para calmar el dolor dental al tener propiedades analgésicas.

3. El aceite de clavo se utiliza para dar masajes en zonas doloridas. Provoca calor que unido a las propiedades analgésicas del clavo alivian el dolor de inmediato. También tiene propiedades antiinflamatorias. Asimismo se utiliza con cataplasmas en las zonas doloridas y para aliviar la artitris.

4. La especia clavo se usa para eliminar el mal aliento o la halitosis.

5. El aceite de clavo es un repelente natural contra insectos, sobretodo los mosquitos.


6. La especia de clavo tiene una gran cantidad de flavonoides, lo cual le convierte en un gran antioxidante celular.

7. El clavo estimula la digestión. Aumenta la secreción de las enzimas digestivas.

8. Las infusiones de clavo eliminan las flatulencias y regulan el sistema digestivo.

Historia del clavo

El clavo es originario de las Islas Molucas en Indonesia. Los franceses consiguieron introducir y cultivar el árbol del clavo en la Isla San Mauricio y en Brasil en el S. XVII, de esta forma los franceses se introdujeron el comercio de la especia del clavo perjudicando a los holandeses. Previamente el clavo lo comenzaron a comercializar los árabes, que lo introdujeron en Grecia, en Roma y en el resto de Europa. Existen restos arqueológicos en Siria que datan de más de 1700 años a.C. En China y la India también era muy apreciado el clavo hace más de 500 años a.C. Después de la caída del imperio romano, los árabes perdieron el control sobre la comercialización de la especia clavo, que pasado el tiempo cayo en manos del Imperio Español. España cedio la comercialización a los portugueses firmando el Tratado de Tordesillas y, gracias a los portugueses el clavo volvió a vivir una época de pleno apogeo, pagándose grandes sumas de oro por poca cantidad de especia. Fue la época donde Europa empezo a redescubrir el valor de las especias, en el Siglo XV aproximadamente. En el Siglo XVII Portugal pierde el control del comercio del clavo y Holanda comienza a afianzarse como el gran comerciante de esta especia.

En la actualidad Indonesia, Sri Lanka, Brasil, Madagascar, Las Antillas, Zanzíbar (Tanzania) y la India son los principales exportadores y productores de la especia del Clavo.

La especia de clavo también es conocida como clavo oloroso o clavo aromático, debido a su intenso aroma.

La especia del clavo se utiliza en casi todas las cocinas del mundo. En la cocina India es uno de los ingredientes de la mezcla de especias llamada garam masala.
La especia del clavo se puede conseguir entera o en polvo. Pero siempre es mejor adquirirla entera y molerla manualmente cuando la vayamos a necesitar, de esta manera no pierde nada de aroma y de sabor. Con poca cantidad es suficiente para aromatizar y sazonar un plato, dada la intensidad de sabor y de aroma que tiene el clavo.

El clavo, además de ser utilizado en la cocina, también es usado para fabricar productos dentríficos, aceites, cosméticos y jabón.

En Indonesia se utiliza el clavo para fumar. En EEUU también se fumaba antiguamente hasta que las corporaciones tabacaleras obligaron a prohibirlo. En la actualidad se pueden encontrar unos cigarrillos hechos con especia de clavo o mezclada con otras hierbas aromáticas, aunque en Europa en muy complicado encontrar este tipo de cigarrillo siempre se lo puede hacer uno mismo.