sorgo

 sorgo

El sorgo

El sorgo es otro cereal cuyo origen esta en tela de juicio por los investigadores, ya que se consumía desde la antiguedad en países tan lejanos como la China, la India y buena parte de África. Aún así, en el resto del mundo se ha estado utilizando el sorgo para alimentar el ganado desde muy antiguo.
Contiene mayor cantidad de hidratos de carbono y menos grasa que el maíz. Además, le ocurre lo mismo que a la mayoría de cereales, es decir, le faltan proteínas, mas concretamente la Lisina, una aminoácido esencial. Esta circunstancia nos obliga a consumir el sorgo junto con otros alimentos sino queremos tener un déficit alimentario. Con mezclar el sorgo con legumbres o con leche superamos dicha carencia de aminoácidos.

sorgo

Propiedades del sorgo

1. El sorgo no tiene gluten, lo cual es una buena noticia para las personas celíacas.

2. Es rico en antioxidantes, aunque algunas variedades de sorgo contienen más cantidad de antioxidantes que otras.

3. Es utilizado para cortar la diarrea y regular la función intestinal al tener una propiedad astringente.

4. El sorgo contiene cantidades apreciables de fibra, hierro, zinc y antioxidantes, lo cual lo convierten en un cereal capaz de ayudar a prevenir enfermedades como el cancer de colon, las anemias, las diabetes, etc.

5. También tiene propiedades antiinflamatorias.

6. Al contener una gran cantidad de hidratos de carbono, es muy energético y tiene un sabor dulce.

Valor nutricional del sorgo

Hidratos de carbono. 74,6g
Fibra. 6,3g
Proteínas. 11,3g
Azúcares. -
Ácidos grasos totales. 3,3g
Ácidos grasos saturados (AGS). 0,5g
Ácidos grasos monoinsaturados (AGM). 1g
Ácidos grasos poliinsaturados (AGP). 1,4g
Omega-3. 65mg
Omega-6. 1305mg

Historia del sorgo

Como hemos enunciado al principio, se cree que uno de los orígenes del sorgo se encuentra en África, más exactamente en Etiopía. De hecho, también se cree que el sorgo llegó a norteamérica junto con los esclavos en el siglo XVII. No en vano, EEUU es el principal productor de sorgo, junto con la India, Nigeria, China, México, Sudán y Argentina.

En muchos de los países productores de sorgo, se resalta el hecho de que el sorgo no necesita mucha agua y puede ser cultivado con elevadas temperaturas ambientales, así que el clima es un factor decisivo para la implantación de este tipo de cultivo en esos países.

En la actualidad solamente unos pocos países dedican parte de sus cosechas al consumo humano, como pueden ser la India, Sudán, China y Nigeria. Lo habitual es utilizar las cosechas para alimentar al ganado o para elaborar biocombustibles.

Cuando se trata de consumo humano, se elabora una especie de harina para crear panes, galletas, tortas y varios tipos de productos de reposteria. También es utilizado para elaborar diversos tipos de bebidas alcohólicas.