fenogreco

 fenogreco

El fenogreco

No es un cereal propiamente dicho, más bien es una legumbre que suele crecer en los campos de trigo y que tiene propiedades gastronómicas similares a los cereales. Por esta razón algunos la consideran un cereal, pero no lo es estrictamente hablando.
El fenogreco tiene el nombre científico de Trigonella foenum graecum y, también es conocido como Alholva.
Al igual que el amaranto, se utilizan las hojas y las semillas de forma culinaria y para hacer harinas. Las hojas se pueden usar para ensalzar las ensaladas o también cocidas como si fuesen verduras. La harina se emplea para hacer el pan egipcio. También se puede moler para elaborar un polvo que es utilizado como especia.
Además, se puede utilizar como una infusión. Es difícil encontrarlo comercialmente, al menos que se le busque en cajitas de infusión o en herbolarios. También se comercializan en cápsulas y son recomendadas en terapias alternativas.

fenogreco

Propiedades del fenogreco

1. Las semillas son amargas, por este motivo se tuestan ligeramente y desaparece el desagradable sabor dejando un saborcito acaramelado muy agradable.

2. Inhiben al organismo de la excitación natural para realizar el acto sexual, pero estos efectos desaparecen en el mismo momento que se dejan de consumir. Por ello es recomendable para aquellas personas que tienen una adicción de tipo sexual.

3. Resulta estimulante para hacer una buena digestión.

4. Mejora el flujo de la bilis y estimula la función hepática.

5. Es empleado desde muy antiguo para estimular el apetito.

6. Tiene propiedades diuréticas y ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre.

7. Refuerza el organismo y ayuda a prevenir y combatir las infecciones.

8. Tiene propiedades antiinflamatorias.

9. Contiene fenogrekina. Esta sustancia ayuda a mejorar los cuadros de diabetes de tipo I y II. Además la fenogrekina mejora el sistema pancreático. Algo que hemos mencionado anteriormente cuando nos referiamos a los niveles de azúcar y a la bilis.

10. Además tiene propiedades laxantes.

Historia del fenogreco

El fenogreco aunque es originario de Oriente y Asia, se puede encontrar en toda la cuenca mediterránea. De hecho,tanto en Asia como en Oriente se utiliza mucho como especia en sus gastronomias nacionales, esto sucede porque el fenogreco es muy aromático.
También se consumen sus semillas y sus hojas. Las semillas, después de tostarlas ligeramente, pierden su característico sabor amargo adquiriendo un sabor ligeramente acaramelado.
También se pueden hacer germinar las semillas para mezclarlas en una ensalada.
Las hojas se pueden consumir como cualquier otra verdura. De hecho, en Tailandia se confeccionan ensaladas con ellas.
El fenogreco también se puede consumir en infusiones, con lo que nos beneficiará con sus propiedades medicinales. Esta forma de consumo es relativamente fácil de conseguir en cualquier herboristeria.
Sin embargo, la forma más sencilla de poder consumirla es por medio de cápsulas que podemos encontrar facilmente en farmacias o herboristerias. Por el contrario, conseguir las hojas o las semillas es bastante más complicado, aunque en tiendas especializadas no debería haber demasiados problemas.
También se elaboran harinas para fabricar diferentes tipos de panes. El pan egipcio es un ejemplo de ello.