propiedades del aceite de oliva

 propiedades del aceite de oliva

Propiedades del aceite de oliva

La dieta mediterranea no se entendería sin el aceite de oliva, pues es uno de sus principales ingredientes, tanto en las ensaladas como en las frituras.
El aceite de oliva es rico en fitoesteroles, vitamina E y ácidos grasos monoinsaturados. Tiene 9 calorías por gramo pero este tipo de grasa no es perjudicial para la salud, lo contrario que sucede con las grasas saturadas.

aceite de oliva

Los ácidos grasos del aceite de oliva

El ácido oleico representa el 80% del total dentro de las propiedades del aceite de oliva, además es lo que le caracteriza frente al resto de aceites vegetales.
En una cantidad inferior, el aceite de oliva tiene los ácidos linoleico y linolénico.
También, en una cantidad pequeña tiene el ácido palmítico que es un ácido graso saturado.

La proporción de ácidos grasos del aceite de oliva en 100g es:

Ácido graso monoinsaturado oleico. 69,631g
Ácido graso monoinsaturado palmitoleico. 0,955g
Ácido graso saturado mirístico. 0,010g
Ácido graso saturado palmítico. 12,409g
Ácido graso saturado esteárico. 2,814g
Ácido graso poliinsaturado linoleico. 9,943g
Ácido graso poliinsaturado linolénico. 0,547g

Las vitaminas y otros nutrientes del aceite de oliva.

El aceite de oliva proporciona una buena cantidad de vitamina E. También tiene otros nutrientes que son muy beneficiosos para la salud y que son poderosos antioxidantes como son los compuestos fenólicos, como el hidrotirosol y el tirosol.
Otros nutrientes que tiene el aceite de oliva son los carotenoides y los betacarotenos, estos nutrientes se transforman en vitamina A dentro del organismo humano y tienen una cualidad antioxidante. Aunque tienen una cantidad insignificante.
Los valores totales de los diferentes nutrientes por cada 100g de aceite de oliva son:

Energía. 899Kcal.
Agua. 0,1g.
Proteínas. Trazas.
Lípidos. 99,9g.
Calcio. Trazas.
Hierro. 0,4mg.
Magnesio. Trazas.
Cinc. Trazas.
Sodio. Trazas.
Potasio. Trazas.
Fósforo. 1 mg.
Selenio. Trazas.
Tiamina. Trazas.
Riboflavina. Trazas.
Niacina. Trazas.
Vitamina B6. Trazas.
Ácido fólico. Trazas.
Vitamina B12. 0.
Vitamina C. 0.
Vitamina A. Trazas.
Carotenos. Trazas.
Vitamina D. 0.
Vitamina E. 5,1 mg.

Beneficios para la salud del aceite de oliva.

Es bien sabido los beneficios para la salud que tiene el aceite de oliva, aún así vamos a dedicar unas líneas como recordatorio.

El aceite de oliva es la única grasa vegetal que aumenta el colesterol bueno, el llamado HDL. Aunque no es tan eficaz como otros aceites vegetales para reducir el colesterol malo, llamado LDL. Esto es debido a que la mayoría de sus ácidos grasos son monoinsaturados, concretamente el ácido oleico. Pero precisamente por este motivo, por la gran cantidad de ácido monoinsaturado resulta esencial para evitar la oxidación de las lipoproteínas. Hay que decir que la arteriosclerosis se produce por la oxidación de estas lipoproteínas.

Al igual que los aceites provenientes de los pescados, el aceite de oliva es muy beneficioso porque reduce los niveles de fibrinógeno. El fibrinógeno es una sustancia proteíca que cuando tiene un nivel elevado en la sangre aumenta el riesgo de formar coágulos y, por tanto, de sufrir trombosis.

Los ácidos grasos monoinsaturados combinados con la vitamina E previenen la oxidación de las células, lo cual es ideal para prevenir el envejecimiento celular, además de interferir en el daño ocasionado por los radicales libres. La formación de las membranas celulares se realiza a base de ácidos grasos, así que cuanto más ácido oleico mejor para evitar el proceso oxidativo de las células.

El ácido oleico actúa positivamente sobre las funciones cognitivas cerebrales. El consumo habitual de aceite de oliva mejora todos los procesos mentales cognitivos, tanto el habla, la memoria, el pensamiento, el aprendizaje, la atención, la concentración, las funciones visuales, etc. Así que el consumo diario de aceite de oliva previene y protege del envejecimiento cerebral y de la pérdida de facultades cognitivas.

También se sabe que el aceite de oliva disminuye los niveles de glucosa plasmáticos que hacen que aumenten las necesidades de insulina, así pues, el aceite de oliva es una ayuda eficaz contra la diabetes.

El aceite de oliva tiene una propiedad laxante, suave pero eficaz si se padece estreñimiento, bastaría con tomar dos cucharas soperas de aceite de oliva en ayunas para sanarse.

Los ácidos grasos monoinsaturados tienen la virtud de reducir los ácidos gástricos, lo cual va muy bien para los problemas de gastritis y de úlcera gastroduodenal.

Además, el aceite de oliva estimula la segregación hepática de sales biliares y la secreción pancreática, lo cual mejora considerablemente la digestión de las grasas, pues facilita el trabajo tanto al hígado como al páncreas.