aceite de avellana

 aceite de avellana

El aceite de avellana

El aceite de avellana es uno de los secretos de los grandes cocineros, lo combinan con jugo de limón o con vinagre para resaltar los pescados y las ensaladas. Como todos los aceites elaborados a partir de frutos secos, resulta un poco caro y difícil de encontrar, aún así, se puede encontrar en alguna tienda especializada o por internet.

aceite de avellana

Propiedades del aceite de avellana

1. Tiene un sabor intenso y muy aromático, trasladando ese aroma a los asados y al pescado. Es mejor usarlo en crudo, sin freir, echándolo con moderación en el asado, el pescado o la verdura frita,o también resulta muy sabroso en las ensaladas.

2. Penetra facilmente en la piel, dándole tonificación y suavidad. Regenera las células y no tapona los poros. Es muy indicado para los problemas de acné.

3. El aceite de avellana tiene propiedades relajantes. Su uso en los masajes corporales dan un bienestar adicional a los beneficios que supone para la piel un masaje con este tipo de aceite.

4. Dado los índices y tipos de ácidos grasos que tiene el aceite de avellana, es indicado para prevenir las enfermedades de carácter cardiovascular y reducir el colesterol.

5. Muchos productos de cosmética tienen entre sus componentes el aceite de avellana, ya sea en lociones, en cremas o en protectores solares.

6. De igual modo, el aceite de avellana es utilizado para regenerar el cabello, confiriéndole suavidad y brillo.

Valor nutricional del aceite de avellana


La proporción de ácidos grasos del aceite de avellana en 100g es:

Ácido graso monoinsaturado oleico. 77,8g
Ácido graso monoinsaturado palmitoleico. 0,2g
Ácido graso saturado mirístico. 0,1g
Ácido graso saturado palmítico. 5,2g
Ácido graso saturado esteárico. 2g
Ácido graso poliinsaturado linoleico. 10,1g
Ácido graso poliinsaturado linolénico. 0g

El porcentaje para saber la cantidad total de ácidos grasos de cada clase del aceite de avellana:

Ácidos grasos saturados (AGS). 7,4g
Ácidos grasos monoinsaturados (AGM). 78g
Ácidos grasos poliinsaturados (AGP). 10,2g


Historia del aceite de avellana

La avellana es el fruto del arbusto que tiene el nombre científico Corylus avellana.
Existen exploraciones arqueológicas que demuestran que los hombres primitivos ya recolectaban este fruto y se alimentaban de él incluso en el periodo del Mesolítico.
Sus orígenes son inciertos, ya que se encuentran en toda Asia y en Europa, llegando incluso a Escocia e Inglaterra.

El aceite de avellana se extrae del prensado en caliente de una torta. La torta esta hecha con el aplastamiento de las avellanas. Al extraer el aceite de avellana hay que purificarlo después para quitarle las impurezas. Las tortas se comercializan para productos de panaderia.

El principal productor de avellanas es Turquía, seguido de varios países Europeos, EEUU, Irán, Nueva zelanda, Australia, Chile, etc.