aceite de maiz

 aceite de maiz

El aceite de maíz

El aceite de maíz es muy utilizado en los restaurantes para sustituir al aceite de oliva (más caro). El aceite de maíz refinado, el más habitual de encontrar, tiene un color pálido, es poco aromático y su acidez es baja. El aceite de maíz refinado se puede usar para potenciar otros sabores, freir,rehogar,etc. En la industria de la alimentación se le utiliza para fabricar mayonesas, margarinas, platos preparados, panaderia,etc.
También podemos encontrar el aceite de maíz virgen, con un color ámbar y con el sabor típico del maíz. El aceite de maíz virgen es un buen aceite para las ensaladas y hacer salsas. Sin embargo, no soporta bien las altas temperaturas, para eso es mejor el aceite de maíz refinado.

aceite de maiz

Propiedades del aceite de maíz

1. El aceite de maíz refinado soporta bien las altas temperaturas, por lo que se puede utilizar para freir. Sin embargo, el aceite virgen no soporta las altas temperaturas y es utilizado para las ensaladas por su sabor más intenso.

2. Previene la formación de placas de colesterol en las arterias.

3. Tiene propiedades antioxidantes por la cantidad de vitamina E.

4. Tiene propiedades antienvejecimiento.

5. Es utilizado como hidratante de la piel y para proteger y tratar los cabellos secos.

6. El aceite de maíz es utilizado para elaborar otros aceites más sofisticados.
Éstos otros aceites, son utilizados tanto con fines terapéuticos como para simples masajes corporales.



Valor nutricional del aceite de maíz

El aceite de maíz, ya sea refinado o virgen, tiene una gran cantidad de VITAMINA E: 17,2 mg. Al tener esta cantidad de vitamina E le convierte a este aceite en un poderoso aliado para combatir el envejecimiento y a los radicales libres producidos por la oxidación de las grasas. La vitamina E es un antioxidante natural.
Asimismo, el aceite de maíz contiene una buena cantidad de ácidos grasos oleico y linoleico, lo que lo convierte en un gran aliado en contra del colesterol y de las enfermedades cardiovasculares.
Aunque el aceite de maíz virgen tiene mayor cantidad de vitamina E, no hay que despreciar el aceite refinado, pues también contiene, aunque en menor medida.

La proporción de ácidos grasos del aceite de maíz en 100g es:

Ácido graso monoinsaturado oleico. 32,1g
Ácido graso monoinsaturado palmitoleico. 0,286g
Ácido graso saturado mirístico. 0,030g
Ácido graso saturado palmítico. 9,3g
Ácido graso saturado esteárico. 1,8g
Ácido graso poliinsaturado linoleico. 52,53g
Ácido graso poliinsaturado linolénico. 1,44g

El porcentaje para saber la cantidad total de ácidos grasos de cada clase del aceite de maíz:

Ácidos grasos saturados (AGS). 13,05g
Ácidos grasos monoinsaturados (AGM). 32,74g
Ácidos grasos poliinsaturados (AGP). 54,15g


En la industria de la cosmética, el aceite de maíz es utilizado para elaborar productos del cuidado del cabello y la piel, por sus propiedades hidratantes. También es empleado como aceite base para fabricar otros tipos de aceite aromáticos para las diferentes terapias de masaje.

Historia del aceite de maíz

Los primeros cultivos de maíz que se conocen se localizan desde el sur de EEUU hasta el Perú y Bolivia. En México fueron encontrados restos arqueológicos donde el maíz tenía un papel fundamental en la vida de los precolombinos, no solamente se utilizaba como alimento sino también como medicina.
Con motivo del descubrimiento de América, el maíz fue traído a Europa por los Españoles en el siglo XVI. Para los indígenas de la época, el maíz representaba y tenía más valor que el oro y la plata, porque constituía uno de sus alimentos principales.

En la actualidad su principal productor es EEUU. pero el maíz que cultivan es transgénico.
Otros país con una cosecha importante de maíz es México, China, Brasil y, en general, toda la Ámerica latina. En Europa también se cosecha en Francia y Alemania, pero no en tan grandes cantidades como en los países anteriores.