Dieta hipocalorica

Dietas de bajo contenido calórico. Dietas de índice medio

Hemos explicado, en otra página de esta web, que las dietas muy bajas de calorías son dietas que suministran entre 400 Kcal. a 600 Kcal. Sin embargo, las dietas que denominamos de bajas calorías o de índice medio son dietas que suministran entre 800 Kcal. a 1300 Kcal.
Estas dietas de bajas calorías o de índice medio, son las dietas que más se utilizan para tratar el sobrepeso y la obesidad, eso si, casí siempre combinándola con el ejercicio físico constante.
Al tener más calorías que las dietas de muy bajo contenido calórico, existe una mayor diversidad tanto en los alimentos como en los nutrientes. Mientras que en las dietas de muy bajo contenido calórico, los nutrientes son las proteínas, los minerales y las vitaminas; en las dietas de índice medio se incorporan nutrientes como son los glúcidos y los lípidos.
Existen un sinfin de dietas de bajo contenido contenido calórico o de índice medio, en las cuales se combinan los nutrientes principales (glúcidos, proteínas y lípidos) de muy diversas maneras. Algunas de estas dietas son más eficientes que otras, pero la clave de este tipo de dieta es conseguir perder peso mientras se realiza la dieta, que no suele ser muy prolongada, depende siempre del caso a tratar.

La calidad biológica de la proteína resulta ser muy importante. La proteína ingerida tiene tres funciones en el transcurso de la dieta:

1. Reparar y sustituir.
2. Mantener el balance positivo de nitrógeno.
3. Suministrar energía al organismo, es decir, ser transformada en glucosa.


Dentro de las dietas de bajo contenido calórico existe una gran variedad de ellas, como ya hemos dicho anteriormente, incluso algunas dietas consideradas como dietas equilibradas se pueden incluir dentro de las dietas de bajo contenido calórico.

Sin embargo, otras dietas, las de tipo cetogénicas, no se deberían incluir dentro de las dietas de bajo contenido calórico. La razón es simple, las dietas cetogénicas no contienen o contienen poco nutriente glucidico. Las dietas cetogénicas inducen a la cetosis.

Así, las dietas de bajo contenido calórico contienen suficientes glúcidos, proteínas de alto valor biológico y, algo de lípidos, además de los minerales y las vitaminas.

El equilibrio es complicado a la hora de confeccionar este tipo de dieta, pero las hay muy buenas y sin ningún riesgo para la salud, siempre y cuando, nos la diseñe un experto en la materia.