infusion

Las bebidas

Todas las bebidas contienen agua, pero aún así las tenemos que catalogar como bebidas distintas a la propia agua por las propiedades añadidas que contienen. Éstas propiedades no solamente están referidas al sabor, color, textura, etc, sino a sus características propias en la composición química. En esta página únicamente trataremos las bebidas más representativas y no de un modo demasiado extenso.


El café


El café es un producto originario de Etiopía y extendido a Arabia. El mundo musulmán es el que ha popularizado la práctica de beber café, aunque originariamente se consumía en forma de pasta para dar energía y valor a los guerreros de diversas tribus africanas. No fué hasta el siglo XVII cuando se introdujo en Europa y fue exportado al nuevo mundo. Sus componentes químicos más significativos son la cafeína y la niacina (vitamina PP). La cafeína sirve como estimulante, existiendo algunos medicamentos para combatir las migrañas con la cafeína como componente esencial.


El té


Existen varias variedades de té cada una con sus características y componentes propios. A pesar de lo que creen algunos, el té contiene cafeína, lo digo porque algunos toman té en lugar de café para evitar la cafeína, lo cual es un error. Además, el té contiene ácido fólico, ácido oxálico, riboflavina (vitamina B2). La teofilina y la teobromina son componentes que existen en el té como excitantes, aunque sus efectos son menores que lo que sucede con la cafeína, son más bien diuréticos. El té negro es el más consumido.


Las tisanas


Dentro de las tisanas tenemos que englobar diversas infusiones que han arraigado en diversas culturas y que su principal cometido es aromatizar y dar sabor al agua caliente. Sobre las propiedades medicinales, hay mucho que decir porque no están ni de lejos demostradas. Destacan entre otras la manzanilla, el azahar, la menta, la tila, etc.


Los zumos


Los zumos son una bebida sana, que con los métodos de envasado actuales se garantiza la conservación de minerales, glúcidos y vitaminas. En algunos productos, sobretodo los néctares, se les añade agua y azucares o edulcorantes. Por ello, es conveniente leer las etiquetas de éstos productos. Los zumos pueden ser de frutas o de hortalizas. De todas formas, el hecho de consumir zumos en lugar de comer frutas y hortalizas es un error, porque la fruta y la hortaliza, no solamente pueden aportar minerales, glúcidos y vitaminas, también tienen una muy buena cantidad de fibras de alta calidad, que normalmente se tira porque se encuentra en la pulpa y no en el líquido que constituye el zumo en si.


Los refrescos


La categoria de refrescos es muy amplia, pero solamente se incluyen aquellas bebidas gasificadas, como pueden ser las sodas, las tónicas, las colas, las limonadas, etc. Todas ellas incluyen el azúcar en grandes cantidades dentro de sus ingredientes, lo cual se debe advertir de no consumir en exceso para evitar los problemas de obesidad y de sobrepeso. En la actualidad, cada vez más, se están elaborando productos denominados light o bajos en calorías, éstas nuevas bebidas sustituyen el azúcar por un edulcorante. Sobre su valor nutricional se puede decir que es nulo, salvo en las bebidas isotónicas o mineralizadas.