agua

El agua

El agua no esta considerado un alimento, realmente no aporta ningún tipo de energía al organismo, pero sin el agua no se puede sobrevivir. En una persona adulta representa hasta el 60% de su peso corporal. En un recién nacido representa el 75% de su peso. Y en una persona anciana esta sobre el 50% aproximadamente. Nacemos con un alto porcentaje que va disminuyendo a medida que los años avanzan. Una persona que no ingiere agua ni alimentos, muere mucho antes por la sed que por el hambre.
El ser humano puede adquirir sus niveles de agua de las siguientes formas:

1. Por medio de los alimentos. Representa aproximadamente 1 litro del aporte diario. Nos referimos a la composición de los alimentos.
2. Por la bebida. Representa aproximadamente 1 litro ó 1 litro y medio. Agua, refrescos, alcohol, infusiones, etc.
3. Por la oxidación de los alimentos. Los alimentos sufren reacciones físicas y químicas dentro de nuestro organismo una vez que han sido digeridos. Representa unos 300 ml del aporte diario.

Sin embargo, el organismo también pierde agua a través de :

1. La orina. Representa entre 1300 ml a 1500 ml, de la pérdida diaria.
2. La vía cutánea. Se pierde por la sudoración, por las vías respiratorias, mucosidad, etc. Entre 500 ml y 800 ml de pérdida acuosa diaria.
3. Las heces. Si son normales entre 100 ml y 250 ml diarios. Si estamos enfermos con diarrea la pérdida se eleva mucho, por eso nos deshidratamos cuando tenemos cagarrinas y tenemos que beber más.
4. En los recién nacidos las pérdidas de agua pueden llegar a ser muy peligrosas, necesitan tener un buen equilibrio hídrico, normalmente la leche materna contribuye a cubrir la necesidad hídrica.


La composición de agua en nuestro organismo


Nuestro organismo esta bañado literalmente en líquido. Esto quiere decir que cualquier componente, ya sea una célula, un músculo, un órgano, etc, necesita el agua para componer el líquido.

Extracelular las células están rodeadas de líquido, en cualquier parte de nuestro organismo. Siendo un 20% la cantidad normal en un ser adulto. Tenemos dos tipos de este líquido:

1. Plasmático.
Es lo que conocemos como sangre, vienen a ser unos 4 litros. Este líquido esta compuesto por aniones y cationes. En los aniones podemos citar a los del cloro y los bicarbonatos. Y en los cationes podemos mencionar a los del sodio como el más predominante. Además, la sangre contiene proteínas, moléculas de glucosa, algunos ácidos y urea.

2. Intersticiales.
También cubren y rodean a las células. La principal diferencia es que no llevan proteínas.

Intracelular Las células están compuestas con líquidos necesarios, representando el 40% del peso corporal en una persona adulta. Aquí el componente primordial son los cationes de potasio.


Componentes del agua


Dependiendo del origen del agua, los componentes del agua pueden llegar a variar considerablemente. En los países desarrollados, la potabilidad del agua esta regulada por la ley, a través de unos decretos establecidos, por circulares y órdenes, algunas con muchos años de antiguedad. En los países en vía de desarrollo, como siempre, sálvese quien buenamente pueda.
La mineralización del agua consta de flúor, calcio, magnesio, sodio, hierro, yodo. Así que el agua contribuye en aportar minerales a nuestro organismo. La cantidad o proporción de éstos minerales dependerá mucho del origen y los tratamientos que halla recibido el agua para ser considerada potable.
En los comercios exite la venta de diferentes tipos de agua. Algunas prometen ser de manantial, otras dicen ser mineralizadas, lo que si que es cierto, es que todas tienen que cumplir con la ley en lo referente a la potabilidad, el etiquetado y composición de lo vendido y anunciado. Probablemente éstas aguas vendidas embotelladas sean más sanas que las que nos llegan por medio de las canalizaciones, pues éstas últimas son extraídas de rios y pozos después de haber sido usadas y contaminadas por los pesticidas, el abono y el uso industrial. Es cierto, que las aguas que vienen de las canalizaciones, reciben un tratamiento para retirar todos los residuos y contaminantes, pero aún así... De todos modos hay que vigilar con las etiquetas del agua embotellada, porque existen aguas con pocos minerales que tienen contraindicaciones para la salud, sobretodo a largo plazo. Las aguas comercializadas como mineralizadas o bajas en minerales, se suelen vender como aguas terapéuticas. Me repito, vigilar el etiquetado.